ITRA - International Timeshare Refund Action

“Nunca he podido conseguir el intercambio que quería con la compañía de intercambio.”

“Es fácil comprar semanas, pero no tan fácil venderlas. El valor de estas semanas es cero.”

“Cuando firmé no me di cuenta de que era para siempre. Cuando me muera, pasará a mi hijo. No hay manera de salir.”

“Pagamos 5000 libras por nuestra semana y la financiera nos está cobrando una cantidad exorbitante de intereses. Necesito salir de esto cuanto antes.”

Demanda judicial

Desde hace 5 años, ITRA está invirtiendo en la búsqueda de una restitución económica en nombre de propietarios de tiempo compartido, pasados y presentes, que creen haber sido tratados fraudulentamente por varias organizaciones en el momento de la venta y con la utilización continuada de su/s semana/s y/o puntos para conseguir su devaluación y posterior situación insostenible.

ITRA persigue ahora la coordinación de una demanda judicial para la obtención de la indemnización integral por daños morales y perjuicios en base a prácticas de venta poco éticas.

Habida cuenta de la extensión de los problemas a los que se enfrentaban estos propietarios, en junio de 2007 ITRA consultó con un abogado-consejero del sistema jurídico inglés para considerar las ventajas de crear un grupo de litigio contra las partes consideradas responsables del engaño y la angustia experimentados.

Con los resultados de nuestra investigación preliminar en la mano, la opinión del experto fue que el caso contaba con méritos propios, pero se aconsejaba proseguir con la investigación.

Como consecuencia del estudio realizado, podemos anunciar que existe un número de prácticas recurrentes y compartidas por angustiados propietarios de semanas/puntos, como se evidencia abajo.

Con ello en mente, ITRA nombró a un bufete de abogados para continuar con las investigaciones y dedicarse a la causa común con la certeza de que los costes quedarían cubiertos al ganar la demanda. Siempre sobre la base asegurada y financiada de “Si no ganamos, no cobramos”.

ITRA esta evaluando las potenciales demandas para:

Problemas en la obtención de un intercambio equitativo con los organismos de intercambio
El sistema de intercambio internacional ofrecido por los organismos de intercambio asociados con el promotor en la presentación original y el contrato de venta han sido la razón principal del cliente para realizar la compra.
Existían importantes alegaciones y pruebas de que el organismo de intercambio utilizaba ilegalmente las semanas del inventario depositadas en el banco de intercambio para su propio beneficio, reduciendo así la disponibilidad de un inventario interesante para sus miembros.
Aumento de las cuotas de mantenimiento año tras año (en exceso superior a la inflación)
Un segundo factor que tuvo en cuenta el cliente al comprar directamente de una promotora o un agente suyo fue la calidad superior del complejo y la lógica de las las cuotas de mantenimiento realistas que no pasarían del nivel de inflacción anual.
En la mayoría de los casos, estas cuotas han aumentado injustamente y sobrepasado la tasa de inflación hasta el punto de incurrir en ruptura del contrato de compra-venta.
Intereses desorbitados impuestos por las financieras adheridas a los vendedores
La tasa de interés del 28% (unas 4 veces más que un préstamo bancario) se había venido ocultando intencionadamente. No obstante, con la introducción hace 3 años de una nueva legislación financiera, el principal financiador de semanas/puntos bajó su interés al aún desorbitante 18’9%. Gran parte de los propietarios contactados no recuerdan el interés inicial que comenzaron pagando.
Problemas con la venta y transferencia de semanas y puntos
Algunas promotoras forzaron situaciones de “despoblación” para su propio beneficio durante la época de precios más altos de la propiedad y el mercado en detrimento del propietario socio. Esta práctica fraudulenta se convirtió en uno de los principales motivos causantes del declive del mercado de la reventa.
Interponían barreras contra la venta de semanas: subían las cuotas anuales y bajaban la calidad y el servicio del complejo; algunos complejos introdujeron cuotas de transferencia de hasta 1500 libras esterlinas (aproximadamente 1800 euros) creando una situación casi insostenible para propietarios y agentes de reventa contratados.
Miles de propietarios encauzados a rehusar el pago de sus cuotas contemplaban cómo los complejos recuperaban su propiedad sin coste y salían victoriosos con el plan de juego trazado. Por cada 52 semanas recuperadas, conseguían libertad para una nueva venta con beneficios de miles de libras.
La despoblación fue un elemento más para la casi obligada conversión de semanas a puntos que las promotoras impusieron a los propietarios. Este nuevo sistema les puso al alcance de la mano lo mejor de cada caso: las promotoras recuperaban su ladrillo y comenzaban su labor de inmobiliaria y, a cambio, los propietarios recibían “puntos” (respaldados por unidades más baratas y normalmente construidas en Asia). Suma y sigue: era normal que los propietarios tuvieran que abonar el coste de “este nuevo privilegio” que suponía el sistema de intercambio y terminaran el proceso de conversión con cuotas de mantimiento más altas que las anteriores
ACTUALIZACIÓN 2009 – Con la caída de las ventas, la conversión a puntos se sustituyó por una más lucrativa que consistía en forzar el cobro de cuotas sin importar si el propietario deseaba continuar disfrutando de sus semanas o no. En muchas ocasiones, no hubo marcha atrás e incluso la muerte no fue la opción para librarse de su pago, que pasó directamente a sus herederos.
Cada complejo se rige de una manera determinada y por este motivo debemos estudiar cada caso en particular. Solo así podremos asegurarnos de si se ha producido ruptura de contrato o de si existieron prácticas fraudulentas.
Participación de la junta de dirección
Para terminar, nos planteamos la labor de la junta de dirección encargada del inventario por deseo de los propietarios. Investigaciones más detalladas evidencian la imposibilidad de que todas estas actividades antes mencionadas se perpetuasen sin su conocimiento y participación. Este tema será tratado a su debido tiempo.
Estado actual
La primera acción legal que hemos promovido está abierta a todos los propietarios de tiempo compartido que son o fueron miembros de RCI Europa y están descontentos con las promesas de intercambio efectuadas en el momento de la compra.
¿Estoy cualificado/a para la demanda?
Si se siente identificado/a con parte o todo de lo expuesto hasta ahora, contacte con nosotros y le ayudaremos SIN COSTE ALGUNO a averiguar si usted está cualificado/a para la demanda.